Uff! Quina Calor!

Bodega: Vinyes Singulars.

Uva: 100% Macabeu.

Vino blanco ecológico y natural (sin sulfitos).

Desde 1405, esta familia ha vivido y trabajado su propia tierra, de manera cuidadosa y respetuosa con el entorno.

Este compromiso con su trabajo y la pasión por la labor bien hecha, les condujo el año 2011 a elaborar sus propios vinos después de 30 años.

Su objetivo es que sus vinos, reflejen su terroir, su manera de entender la viticultura y su variedad, por este motivo, son elaborados con la más mínima intervención, y en la mayoría de casos sin adición de conservantes ni ningún otro aditivo.

De las 34 ha. de viñedo, el 90% de la uva recogida se vende a otros productores, principalmente se trata de grandes productores de Cava. El 10% restante es el que ellos emplean en elaborar sus propios vinos, siempre a partir de variedades autóctonas (Macabeu, Xarel.lo, Xarel.lo Vermell, Monastrell, Sumoll, Malvasía de Sitges, Parellada). De uvas foráneas, por poner un ejemplo, sólo 1 ha. está plantada con Merlot.

La finca tiene diversas parcelas ubicadas dentro de la misma zona aunque algunas algo retiradas. Algunas de ellas son de viña vieja, de más de 60 años (esencialmente de Macabeu), y otras de viña joven que han plantado hace menos de 10 años. Hay unas cepas en vaso que parecen querer salir del suelo para darse a conocer que son espectaculares; sorprende especialmente el tamaño de alguna de ellas. El sistema de poda influye notablemente en esta cuestión.

Como anécdota de la bodega, algo particular de este viñedo son unas excavaciones que existen bajo el mismo. Y es que estas parcelas sirvieron durante la guerra civil como aeródromo republicano y se excavaron allí estos pequeños refugios antiaéreos donde podían esconderse el piloto, el mecánico del avión y el artillero. Hoy día, sirven para el reposo y crianza de los espumosos ancestrales que elabora la bodega.

La primera vendimia en serio de la bodega fue la del 2011 y sus vinos naturales están simple y llanamente riquísimos. No hay en ellos ni rastro de esas aromáticas y sensaciones de boca algo desagradables que en inicio encontramos en los vinos naturales. Son vinos naturales, pero bien hechos.

Otras propuestas de Vinges Singulars que podrás saborear en el restaurante puede ser Al rosa, l’amor s’hi posa.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR