Marqués de Vargas

D.O.: Rioja.

Bodega: Grupo Vinícola Marqués de Vargas.

Uvas: Tempranillo, Mazuelo, Garnacha y Cariñena.

Crianza: Envejecido durante 23 meses en barricas nuevas y seminuevas de roble francés, americano y ruso.

La historia de los vinos del Marqués de Vargas se remonta hasta el año 1840 cuando Felipe de la Mata, VIII Marqués de Vargas, realiza las primeras plantaciones de viña en la Hacienda Pradolagar, cerca de Logroño.

Especialmente destacada fue la figura de Hilario de la Mata, apasionado del mundo del vino como sus predecesores, siempre soñó con tener su propia bodega y crear un vino con el nombre de la familia. Desgraciadamente falleció muy joven y no pudo hacer realidad su sueño.

En 1989, Pelayo de la Mata, XI Marqués de Vargas, y sus hermanos vieron cumplido el sueño de su padre al construir la actual bodega en la Hacienda Pradolagar, en Logroño, en el corazón de La Rioja Alta.

Así es como nace Bodegas y Viñedos del Marqués de Vargas, en homenaje a Don Hilario de la Mata, quien siempre deseó tener una bodega propia y elaborar un vino con el nombre de la familia.

La bodega, enclavada en el centro de su propio viñedo, siguiendo el concepto de château, se encuentra en pleno valle del Ebro, en una zona conocida popularmente como Los Tres Marqueses, por alinearse en ella las viñas de tres reputadas bodegas riojanas, fundadas por sendos marqueses

Una situación privilegiada para el cultivo de la vid por su clima continental extremado de influencia atlántica y una topografía suave de suelos arcilloso-calcáreos que permiten producir unos vinos tintos equilibrados, especialmente indicados para envejecer en barrica, con cuerpo y acidez total elevada.Los viñedos del Marqués de Vargas tienen una extensión de 60 hectáreas divididas en 16 parcelas, que se vinifican separadamente, con variedades de uva tinta características de la Rioja como Tempranillo, Garnacha, Mazuelo, Graciano y Maturana. Unas vides de excelente calidad que son cultivadas prescindiendo de todo tipo de herbicidas y pesticidas.

Durante todo el año, sus cepas se miman como si de un jardín se tratara, podándolas y descargándolas de uvas para incrementar la calidad de la cosecha. En la vendimia, que se realiza por parcelas, los racimos entran en la bodega a los pocos minutos de ser recogidos a mano. Los vinos que elaboran son embotellados sin tratamientos, clarificaciones ni filtraciones.

Son vinos de alta gama y de producción limitada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR